EspañolEnglish

Definición de Trauma Colectivo y lo que se necesita para sanarlo

El Trauma Colectivo puede entenderse como un evento o proceso catastrófico que desarticula el tejido fundamental y las estructuras básicas que nuestra sociedad ha creado para sostener su forma de vida.

Hay muchos tipos de catástrofes que pueden provocar un trauma colectivo. La pandemia COVID-19 que el mundo está experimentando en este intenso año de 2020 es un ejemplo, posiblemente el primero en el que el trauma colectivo impacta en todo el planeta simultáneamente. Nuestros sistemas de salud, sistemas económicos, cadenas de producción mundiales y locales, sistemas de transporte, tanto locales como mundiales, sistemas de educación, entre otros, se han visto gravemente perturbados, lo que ha causado efectos dominó en millones de personas, familias y comunidades de todo el mundo.

Otros casos de trauma colectivo incluyen eventos de desastres naturales, como un huracán, un terremoto, o los impactos traídos por un proceso más largo, como una sequía, un incendio causados por el calentamiento global. En todos ellos, sin embargo, los seres humanos tenemos la oportunidad de reafirmar nuestra pertenencia uniéndonos en solidaridad para proteger a nuestras comunidades y ayudar a los más afectados. El desafío es mantener el apoyo y la conexión una vez que la fase aguda de la crisis haya terminado.

Los acontecimientos traumáticos colectivos debidos a los desastres naturales no dejan el tipo de cicatriz que dejan los procesos traumáticos colectivos generados por el sometimiento o la destrucción de otros seres humanos. Las guerras, la esclavitud, el colonialismo y otras formas de deshumanización, en las que un grupo de personas utiliza, abusa y/o aniquila a otros, inhabilitan el uso de la solidaridad como recurso, y dejan profundas huellas en la psique colectiva de las personas involucradas.

Esto, que se deja sin resolver y sin abordar, sigue reapareciendo en generaciones y épocas posteriores.

La sanación de estos inmensos impactos requiere que distingamos un nivel colectivo de nuestra identidad y existencia, y puede ser abordada de manera más fructífera colectivamente. Se necesita un alto nivel de coherencia de campo en el grupo que emprenda tal esfuerzo, así como un alto nivel de madurez emocional y capacidad de albergar incomodidades e incluso emociones perturbadoras. Un alto nivel de compasión y comprensión de la energía corporal sutil y sus movimientos, así como la sensibilidad a ellos, son también recursos muy importantes, así como un alto nivel de práctica espiritual. La sanación colectiva de traumas es una práctica que debe realizarse con mucho cuidado y puede ser muy exigente, pero los resultados en términos de crecimiento y salud para quienes se dedican a ella pueden ser invaluables.

Para información sobre la tarifa o sobre tarifas para sesiones de grupo:

 info@terapiaparamexico.com